Los fuegos artificiales de Sumidagawa

En esta entrada os queremos explicar nuestra experiencia yendo a los famosos fuegos artificiales que se hacen cada ano en el río Sumida, durante las fiestas de Matsuri en Tokyo.

Llegada a Asakusa, lleno de gente

Los fuegos tienen lugar el ultimo sábado de Julio en el río Sumida, en el barrio de Asakusa en Tokio. Básicamente se trata de una tradición que lleva anos celebrándose donde compiten diferentes grupos pirotécnicos. Son un recuerdo de las celebraciones que se llevaban a cabo durante el periodo Edo, y cada ano se llegan a juntar hasta 1 millón de personas.

La verdad, es que os podemos confirmar que la afluencia era masiva!

Este año (no sabemos si los anteriores eran igual), se llevaban a cabo en dos sitios distintos del río, de manera que los primeros empezaron a las 7:30pm, y los segundos al hacia las 8-8:30pm.

Nosotros llegamos al sitio hacia las 5 de la tarde, porque habíamos leído que se tenía que ir antes para poder coger un buen sitio para verlos. Al llegar, ya vimos que había mucha gente que estaba ya esperando y reservando sitio con unas lonas azules (imaginamos que ya estaban allí desde la mañana).

Nosotros fuimos avanzando y encontramos un buen sitio justo en el puente que se encuentra a la salida del metro de Asakusa. Perfecto! Se podían ver tanto los primeros fuegos artificiales como los segundos! Así que nos quedamos allí casi hasta que empezaron los fuegos… que por qué no nos quedamos allí para verlos? pues.. porque no se podía estar en el puente… ya habíamos visto algunos carteles que decían que justo encima no se podía estar, pero pensamos que justo en la entrada sí se podría… y se podía, pero no podías ver nada! Porque justo cuando faltaba poco para empezar, cortaron la circulación de los coches y pusieron unas lonas (no sabemos para que servían), que nos tapaban toda la vista!

Intentando llegar al rio!

Visto lo visto, nos cambiamos de sitio, pero ya era un poco tarde para encontrar otro buen sitio, así que avanzamos con mucha otra gente que también optó por cambiar de sitio. Y, hay que decir, que la organización dejaba mucho que desear… una vez salías de una zona, era ya casi imposible volver al mismo punto, te daban indicaciones para ir a un buen sitio, pero teníamos la sensación de solamente dar vueltas y vueltas. De manera que al final, tomamos otra dirección, pensando que habría menos gente… (juas!).

Acabamos en un sitio que solamente nos permitía ver los segundos fuegos artificiales, pero menos era nada. Nos quedamos apretujados allí, con un policía que solamente hacía que gritar que la gente no fuera para allí, que solamente era para salir (la gente pasaba olímpicamente), hasta se quedó afónico el pobre…

La gente llevaba tiempo reservando sitio para estar sentado en el suelo

Viendo la de gente que había, y considerando que había un tifón al caer, pensamos que lo mejor era ver una media hora de los fuegos e irnos a casa. Y eso hicimos, pero tardamos una BARBARIDAD en poder salir de ese lugar! Que horror! nunca había visto taaanta gente congregada en un mismo sitio y que se tardara tanto en salir de la calle!

Al final, entre empujes y fuerza, pudimos salir de la zona y encontrar la estación de tren para volver a casa..

Valió la pena? Estuvo bien, pero al fin y al cabo los fuegos artificiales solo son fuegos artificiales, y son los mismos aquí en España que en Japón. Así que probablemente, no volvamos a repetir…

Pero el resultado, no fue tan malo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Instagram